¿QUÉ OCURRE Y CÓMO HAY QUE ACTUAR SI EN UN DESPISTE ECHO GASOLINA EN UN COCHE DIÉSEL?

  • Un despiste lo tiene cualquiera, pero equivocarnos a la hora de repostar combustible puede costarnos muy caro
  • En caso de echar gasolina en un motor diesel, lo más importante es no mover el vehículo y no introducir la llave en el contacto
  • Evitar por todos los medios sacar la gasolina por tu cuenta: es una operación extremadamente peligrosa que solo debe llevar a cabo un profesional

Puede que nunca te haya pasado, pero seguro que más de una vez te has preguntado qué pasaría si le echas gasolina a un motor diesel o, en general, si te equivocas de combustible en el coche. Y es que un despiste lo tiene cualquiera, y no resulta nada raro que algo así nos ocurra cuando, por ejemplo, utilizamos un coche de alquiler, o cuando cambiamos de coche (y de tipo de combustible) y tenemos automatizado el gesto de elegir el carburante utilizado en el modelo anterior. ¿Qué pasa si le echo gasolina al motor diesel? ¿Qué hacer si te equivocas de combustible en el coche?

Qué pasa si echo gasolina a un motor diésel

Según un estudio del RACEcada año, en nuestro país, más de 72.700 conductores se equivocan al echar el combustible en su vehículo. Esto significa que, con los litros de combustible repostados erróneamente, se podrían dar 1.209 veces la vuelta al mundo.

Afortunadamente, los nuevos modelos de vehículos suelen incluir una boca de depósito distinta según el tipo de combustible con que debamos alimentarlo, de forma que el error sea mucho más difícil de cometer. También, consecuentemente, las mangueras de diesel y gasolina han pasado a un tamaño diferente en función del tipo de carburante de que se trate. No siempre ha sido así: la anchura del diámetro de la boca del depósito de combustible era muy parecida en todos los modelos, y lo mismo se aplicaba a los broqueles de las mangueras.

Así, a día de hoy, el broquel de una manguera diésel es más ancho que el de una manguera de gasolina, lo que convierte en casi imposible la misión de alimentar con diésel un motor de gasolina. El problema es que, debido a que en el caso contrario la entrada de combustible es más ancha y el troquel más estrecho, resulta mucho más frecuente echar gasolina en un motor diésel.

En cuanto a qué pasa si echamos gasolina en un motor diesel, existen diferentes escenarios:

En caso de que nos demos cuenta a tiempo y no circulemos, las consecuencias serán mucho menores. Bastará con vaciar el depósito para evitar problemas, algo que debemos hacer siempre con un asesoramiento a medida que evite posibles accidentes. Y es que en esta operación, si no actuamos con la debida diligencia, podrían producirse incluso explosiones por falta de control de los gases que manan del combustible al aire. También es posible dañar manguitos, filtros y componentes del sistema de alimentación: ante la duda, consulta siempre a un profesional.

En cualquier caso, si te das cuenta de que has repostado con gasolina en tu vehículo diesel, es muy importante que no muevas el coche y que ni siquiera introduzcas la llave de contacto, ya que así evitarás que el combustible entre en el circuito. Los responsables de la estación de servicio deberán cerrar la zona y avisar al resto de conductores para evitar posibles incidencias y accidentes. Deja tu coche donde esté y llama al servicio de asistencia en carretera para que envíen ayuda cuanto antes, y sigue sus instrucciones.

Es posible que la solución sea el traslado de tu vehículo a un taller donde se desmontará el depósito, según viera la gasolina equivocada y se sacara el filtro principal. Otra opción, mucho más económica, es la extracción de combustible y relleno posterior con el carburante correcto.

El otro escenario, bastante más peligroso, es circular con el carburante equivocado. Esto puede provocar daños importantes en el vehículo, y la probabilidad de que ello ocurra aumentará en función del tiempo que pase y de los kilómetros recorridos. Tal y como recuerda RACE, lo normal es que, al repostar con una cantidad considerable de gasolina en un coche diesel (más de un cuarto de depósito), el vehículo arranque pero se detenga rápidamente. Prima es que, al haber arrancado el coche, el combustible nuevo ya habrá entrado en el recorrido y pasado por lugares que habrá que revisar en el taller.

Cuando la cantidad con la que repostemos sea menor, lo normal será que el coche arranque, a mita ruidos extraños y termine parándose. En este caso, el daño puede ser mayor y podría afectar a elementos como el filtro a la bomba de inyección del motor. En estos casos, el modus operandi es el mismo: solicita asistencia en carretera y lleva tu vehículo al taller más cercano para solucionar este problema lo antes posible y evitar daños mayores.

En cualquier caso, evita por todos los medios intentar sacar la gasolina de forma manual y por tu cuenta, ya que se trata de una operación peligrosa. Es cierto que la reparación puede llegar a ser bastante costosa en función del daño ocasionado, pero de otro modo estarás poniendo en peligro tu vida y la seguridad en la carretera. Ten en cuenta, además, que el personal cualificado que realiza este tipo de operación de vaciado de combustible utiliza ropa especial y sigue un estricto protocolo para evitar posibles explosiones.

Fuente